Eliminar Tatuajes con Láser Q-Swith

Eliminar Tatuajes con Láser Q-Swith

La primera consulta tiene por objetivo el estudio del tatuaje, viendo primero el color, la localización, la densidad del pigmento, tipo de pigmento, la antigüedad y la realización de tratamientos previos.

El Láser Q-Switch ND:

YAG emite una luz cuya energía es absorbida por el pigmento sin dañar la epidermis. Esta energía se convierte en calor, hecho que ocurre en un tiempo muy corto, en fracciones de segundo (nanosegundos). Este rápido aumento de la temperatura provoca una fragmentación de las moléculas de tinta que digeridas por una células denominadas macrófagos las dispersan haciendo desaparecer el tatuaje. 

El procedimiento durara de acuerdo al tamaño del tatuaje varia entre 30 a 50 min.
El número de sesiones depende del color de la tinta y el tiempo que tiene el tatuaje osila entre 5 a 10 sesiones , cada sesión se realiza una vez al mes. 

Se aplica anestesia local infiltrativa o anestesia tópica dependiendo de la extensión del tatuaje y del umbral de dolor del paciente. 

Inmediatamente después de la aplicación de laser, la piel adquiere una tonalidad blanquecina e inflamada, para tornarse a los pocos minutos en un tono rojizo o purpúrico, que desaparece a los 30- 60 minutos. Después de 6 a 7 días aparecen costras que irán cayendo poco a poco, hasta los 10 a 12 días momento este que empieza a observarse un aclarado de la densidad del tatuaje. La presencia de complicaciones es una raro pero puede haber formación de cicatrices y trastornos pigmentarios del tipo de hipopigmentación